ZONA ECONÓMICA ESPECIAL HARÁ LLEGAR SUS BENEFICIOS A MUNICIPIOS CONURBADOS

IMG_4969

* Mayor infraestructura y mejores servicios, entre sus ventajas, informó el Gobierno del Estado

Mayor infraestructura, mejor ordenamiento territorial, recuperación de espacios públicos, capacitación para el capital humano y una importante reactivación económica, son algunos de los beneficios que obtendrán los municipios aledaños a la Zona Económica Especial (ZEE) de Yucatán, al incorporarse a ésta.

Los titulares de la Secretaría General de Gobierno (SGG), Roberto Rodríguez Asaf y de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las ZEE, Gerardo Gutiérrez Candiani, presentaron los alcances de dichas acciones a los alcaldes de Kanasín, Carlos Moreno Magaña; Chicxulub Pueblo, Guadalupe Canto Ale; Umán, Freddy Ruz Guzmán; Hunucmá, José Alberto Padrón Romero; Conkal, Jorge Pérez Parra y Ucú, Mario Alberto Chan García, así como a la secretaria del Ayuntamiento de Mérida, María Fritz Sierra, demarcaciones que conforman el área de influencia de la zona.

Tras una amplia presentación de lo que representa la ZEE, que estará enfocada a las tecnologías de la información, y sus beneficios tanto fiscales como de crecimiento social y urbano, los ediles manifestaron su voluntad de incorporarse a ésta y acordaron establecer una mesa de trabajo para elaborar un convenio de coordinación sobre el tema, por lo que cada uno designará a un enlace que colaborará a través del Instituto de Desarrollo Regional y Municipal (Inderm).

Acompañado de José Cortés Góngora, alcalde de Progreso, sitio donde se asentará la Zona, y del subsecretario de Gobierno y Desarrollo Político, Gaspar Quintal Parra, Rodríguez Asaf resaltó que la suma de estas localidades a la ZEE es una apuesta por el avance, pues ganarán sus habitantes al contar con mejores servicios y tener mayor competitividad. También, expresó la voluntad de anexar a dos demarcaciones más a este plan.

Durante el encuentro, celebrado en el Palacio de Gobierno, Gutiérrez Candiani indicó que el propósito es que los beneficios que traerá consigo el establecimiento de esta área especial no se queden en el corredor Mérida-Progreso, sino que se extiendan hacia los municipios conurbados, que se convertirían en polos atractivos para la llegada de empresas de proveeduría para la Zona.

Se va a requerir de servicios de alto nivel para el personal que va a llegar a la ZEE, por el tipo de enfoque que tendrá. Hay que tener áreas para vivienda, atención médica, entre otros, además de todos los suministros que se le van a facilitar a las empresas, lo que significa un importante nicho para sus localidades, aseveró.

Luego de recordar que el programa de incentivos fiscales que otorgará el Gobierno federal a las Zonas Económicas Especiales será el más agresivo en la historia del país, el secretario Ejecutivo de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las ZEE, Enrique Huesca Fernández, remarcó los cuatro componentes fundamentales del convenio, como lo son el plan de crecimiento, las facilidades e incentivos tributarios, la ventanilla única y mejora regulatoria, al igual que los niveles de seguridad pública.

En su exposición, el funcionario federal indicó que al incorporarse las demarcaciones a la Zona podrán aterrizar recursos y esquemas del Gobierno de la República que tienen que ver con los temas de educación, salud, desarrollo social y urbano, así como con seguridad, y además tendrán el respaldo de la Secretaría de Investigación, Innovación y Educación Superior (Siies) del estado.

Al hacer uso de la palabra, el alcalde de Progreso y la secretaria del Ayuntamiento de Mérida resaltaron la oportunidad que representa pertenecer a una ZEE, por lo que se preparan para cumplir con todos los requisitos y también para estar dentro de los lineamientos legales que establece la Ley de los Municipios del Estado.